Marcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative

catechetical resourses for the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative RCIA in

the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative adult

education in the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative

Exploring the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative Early

Church Fathers
Crossroads Initiatitve, a ministry of Dr. Marcellino

   D'Ambrosio        
 
 
 

Solo Jesus

Dr. Marcellino D'Ambrosio¿Solo Jesús?

 Cuarto domingo de Pascua

 by: Dr. Marcellino D'Ambrosio

Translated by: Miguel Carranza

 

Gods Children

No es políticamente incorrecto creer en Dios…siempre y cuando se reconozca que todos somos sus hijos y que hay muchas otras forma igualmente honorables de llegar hasta el Altísimo. Después de todo, es lo justo. Que presuntuoso seria decir que tu forma es la única forma.

 

No hay nada nuevo en esta actitud. En los días de los emperadores romanos, nadie tenia problemas con que la gente adorara a un carpintero de Galilea a quien creían ser el Hijo de Dios. Siempre y cuando tuvieran la suficiente apertura para adorar al emperador, a Júpiter y al resto de dioses del Panteón. Sin embargo, ellos creyeron lo que Pedro proclamó en la primera lectura de este domingo: no hay otro nombre bajo el cielo por el cual podemos alcanzar la salvación (Hechos 4). No es el nombre de Cesar, no es el de Júpiter, ni el de Mahoma, ni el de Buda. Por esta arrogancia fueron arrojados a los leones.

 

Seeds of Truth

¿Acaso significa esto que otros credos no ofrecen más que mentiras detestables? En lo mas mínimo. San Justino Mártir (d. 165) dijo que habían “semillas de verdad” esparcidas en las enseñanzas de los grandes filósofos. San Pablo elogió a los atenienses por su práctica piadosa al Dios “desconocido” (hechos 17)

 

Sin embargo, no estamos hablando aquí de pedacitos de la verdad, si no de la salvación eterna. La redención requirió más que buenos sermones o citas inspiradoras: a saber, el sacrificio perfecto de una vida perfecta, una vida de incalculable valor. Buda no entregó su vida por sus seguidores. Tampoco Mahoma. Y aun si lo hubieran hecho, ellos no eran “salvadores” con el calificativo de poseer una vida inmaculada con un valor infinito (léase divino)

 

4th Sunday of Easter- Our shephard and his sheep

 

Solo la palabra hecha carne calificaba para este papel y solo Él se atrevió a hacerlo. Como nos dice el evangelio de este domingo, Él es el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas. Pero no es exclusivista – su rebaño incluye a todo el que desee serlo, aun aquellos que antes clavaron sus santas manos. Un sacrificio para todos los pueblos, para todos los tiempos.

 

¿Significa entonces que si las personas no han escuchado a cerca de Él y siguen a Mahoma o a Buda están condenadas? No exactamente. Puesto que se nos dice que hay “otras ovejas” que aun no están en el rebaño y que si pertenecen al mismo Pastor. Respondiendo a la gracia oculta del Espíritu Santo, han abierto sus corazones a la verdad, donde sea que se encontrara, y buscaron hacer los que sus conciencias les dictaba como un deber. Pueda que sean devotos a Mahoma o a Buda, porque sus corazones han reconocido chispas de verdad y bondad en las enseñanzas de aquellos hombres, y están hambrientos de verdad y rectitud. Si mueren siendo buenos musulmanes o budistas y se salvan, serán salvados no por Mahoma o Buda, si no por el único salvador, el que murió por ellos, el Dios desconocido que secretamente seguían mientras ansiosamente leía el Corán o contemplaban la dicha del nirvana.

 

Abundant Life in rich pastures

¿Deberíamos entonces dejarlos solos puesto que de todos modos se salvaran? Eso no es lo que dice el evangelio. El que sea posible que se salven no quiere decir que es algo seguro. El Pastor quiere alimentar a sus ovejas con alimento sustancioso y que sea adecuado para la ardua jornada hacia su hogar. El pastor quiere proteger a las ovejas de los ladrones y bandidos que quieren emboscarlo mientras van por el camino. Solo puede protegerlas si puede traerlas al rebaño que el mismo guiará hacia los pastos verdes de la Escritura, los Sacramentos y la rica Tradición de la Iglesia, el alimento que nos sirve no solo para sobrevivir, si no para tener vida eterna (Juan 10:10). Por lo tanto debemos hacer todo lo posible para presentarles al Pastor y mostrarles donde se encuentra el verdadero y mejor alimento.

 

Este artículo fue publicado originalmente en “Our Sunday Visitor” como una reflexión sobre las lecturas del Cuarto Domingo de Pascua del ciclo litúrgico B  (Hechos 4:8-12; Salmo 118; 1 Juan 3:1-2 y Juan 10:11-18). Se reproduce aquí con permiso del autor.

 

 

Download, print and share!

Para descargar e imprimir “Solo Jesus", Haga “click” aquí!

 


 Por qué ser Católico? Dr. Marcellino D'Ambrosio ¿Por Qué Ser Católico? - Marcellino D'Ambrosio - CD
La peregrinación personal de Marcellino D'Ambrosio de la fe Católica nominal de joven a una fe activa y vibrante en Cristo, y por qué él decidió quedarse en la Iglesia Católica. Disco compacto de 60 minutos.

 


Home | Site Map | Links | Privacy Policy | Contact Us | Free Newsletter | Win a CD | Calender | Donate Now!
A ministry of Crossroads Productions, Inc. + PO Box 271227 + Flower Mound, TX 75027 + 1.800.803.0118 + a 501(c)(3) tax-exempt organization.