¿Halloween: cristianos medievales o druidas paganos? – P. Augustine Thompson

¿Halloween: cristianos medievales o druidas paganos? – P. Augustine Thompson

Este artículo también está disponible en: Inglés

 ¿Puede un cristiano celebrar Halloween? En este artículo, el Padre Augustine Thompson, historiador de la Iglesia analiza la evidencia para comprobar si la creencia básica de la Vigilia de ‘All Hallows Eve’ y sus distintas costumbres tuvieron su origen en una fiesta pagana que se remonta a los druidas que promovían el culto y adoración al demonio y a la muerte.

Todos hemos escuchado las alegaciones ¿que si Halloween es un rito pagano que se remonta a un festival pre-cristiano entre los druidas celtas que habían escapado la supresión de la Iglesia? Incluso, hoy en día los paganos y brujas modernas continúan celebrando esta antigua fiesta. ¡Que si usted permite a sus hijos pedir ‘dulces o travesuras’ estarán adorando al demonio y a los dioses paganos!

Nada puede estar tan alejado de la verdad. De hecho, los orígenes de Halloween son cristianas y estadounidenses. Halloween se celebra el 31 de Octubre debido a un papa y su observancia son el resultado de la piedad medieval católica.

¿Halloween: cristianos medievales o druidas paganos?

Es verdad que los celtas antiguos de Irlanda y Gran Bretaña celebraron una fiesta menor el 31 de Octubre, como lo hicieron el último día de la mayoría de los otros meses del año. Sin embargo, Halloween cae el último día de Octubre debido a la festividad de Todos los Santos o “All Hallows” que se celebra el 1 de Noviembre. La festividad de Todos los Santos en el cielo solía celebrarse el 13 de Mayo pero el Papa Gregorio III (741 d.C.) transfirió la fecha para el 1 de Noviembre en dedicación a la capilla de Todos los Santos en la Basílica de San Pedro en Roma. Más tarde, en la década de los 840s, Papa Gregorio IV pidió que la fiesta se observara en todo el mundo, por lo cual, la festividad se esparció por toda Irlanda. Un día antes de la festividad era la vigilia de “All Hallows Even” o “Halloween”. En aquellos tiempos, Halloween no tenía algún significado especial para los cristianos o para los paganos celtas.

Todos los Santos & Fieles Difuntos

En el año 998, San Odilón abad del poderoso monasterio de Cluny ubicado al sur de Francia, agrego una celebración el 2 de Noviembre. Este era un día de oración por las almas de todos los fieles difuntos. Esta festividad se extendió desde Francia al resto de Europa.

Entonces, ¿ahora la Iglesia tuvo celebraciones para todos los que están en el cielo y para todos los que están en el purgatorio? Y ¿Qué de aquellos que se encuentran en el otro lugar? Pareciera que campesinos católicos irlandeses se cuestionaban sobre las desafortunadas almas condenadas al infierno. Después de todo, si celebramos aquellos que se encuentran en el cielo y en el purgatorio, pueden ser lo suficientemente infelices como para causar problemas. Asi que se convirtió en costumbre golpear ollas y sartenes la noche de “All Hallows”’ para hacerle saber a estas almas condenadas que no habían sido olvidadas. Entre tanto, en Irlanda por lo menos, todos los muertos eran recordados, incluso si el clero no simpatizaba demasiado con Halloween o aprobaba la inclusión de la fecha de ‘Todos los condenados” en el calendario de la Iglesia.

Disfraces y el baile de la Muerte

Pero esa no es nuestra celebración de Halloween. Nuestras tradiciones en esta festividad se centran en vestirse con disfraces imaginarios y fantásticos, que no son para nada irlandeses. De hecho, esta práctica surgió en Francia durante los siglos XIV y XV. La Europa medieval tardía fue duramente golpeada por la plaga bubónica conocida como la Peste Negra, y perdió casi la mitad de su población. Por lo tanto, no es sorprendente que los católicos durante este tiempo se preocuparan por la vida después de la muerte. Se dijeron más Misas en el Día de los Fieles Difuntos y se diseñaron representaciones artísticas para recordar a todos su propia mortalidad.

Conocemos estas representaciones conocidas como la “danza macabra” o el “baile de la muerte” donde era muy común pintar en las paredes de los cementerios la representación del demonio liderando toda una cadena de personas hacia la tumba, entre ellos eran papas, reyes, damas, caballeros, monjes, campesinos, leprosos, etc. A veces, el baile era representado en el Día de los Muertos en si como un cuadro vivo con personas vestidas representando las distintas etapas de la vida. Pero los franceses se disfrazaban en el Día de los Muertos y no Halloween, mientras que los irlandeses que celebraban el Halloween no se disfrazaban. ¿Cómo fue que ambas representaciones se mezclaron? probablemente sucedió en las primeras colonias británicas en Norteamérica durante la década de 1700s, cuando católicos franceses e irlandeses comenzaron a casarse entre sí. El enfoque irlandés sobre el infierno dio hincapié a las máscaras de los franceses y un giro más macabro a la fiesta.

Dulce o truco

Pero como todo gul joven sabe, el vestirse no es el punto, sino conseguir la mayor cantidad de golosinas posible. Entonces ¿De donde salió “dulce o truco’?

“Dulce o truco” es quizás la adición más extraña y americana a Halloween, y es la contribución involuntaria de los católicos ingleses.

En Inglaterra, durante el periodo penal de los 1500s a 1700s, los católicos no tenían derechos legales. No podían ocupar cargos y eran sujetos a penalidades como la cárcel y fuertes impuestos. Era una ofensa capital celebrar Misa y cientos de sacerdotes fueron martirizados.

De vez en cuando, los católicos ingleses se resistían y en ocasiones de manera tonta. Uno de los actos de resistencia más tontos fue un complot para hacer explosionar al Rey protestante Jacobo I de Inglaterra y a su Parlamento con pólvora. Se suponía que esto provocaría un levantamiento católico contra sus opresores. La conspiración mal concebida del complot se frustro el 5 de Noviembre de 1605, cuando el hombre que custodiaba la pólvora, un converso imprudente llamado Guy Fawkes fue capturado y arrestado. Fue ahorcado y la trama se esfumó.

El 5 de noviembre, el Día de Guy Fawkes, se convirtió en una gran celebración en Inglaterra, y así sigue siendo. Durante los períodos penales, las bandas de juerguistas se ponían máscaras y visitaban a los católicos del lugar en plena noche, exigiendo cerveza y pasteles para su celebración: ¡dulce o truco!

El día de Guy Fawkes llegó a las colonias americanas con los primeros colonos ingleses. Pero, en el momento de la Revolución Americana, el viejo Rey Jacobo y Guy Fawkes habían sido prácticamente olvidados. Sin embargo, “dulce o truco” fue demasiado divertido como para abandonarlo, por lo que finalmente se trasladó al 31 de octubre, el día de la mascarada irlandés-francesa. Y en los Estados Unidos, el “dulce o truco” no se limitaba solamente a los católicos.

A principios de 1800s, en los Estados Unidos la mezcla de varias tradiciones de inmigrantes que conocemos como Halloween se había convertido en un accesorio. A día de hoy, algunas de las costumbres siguen siendo desconocidas en Europa, incluso en los países de donde se originaron.

BRUJAS Y LINTERNAS DE JACK-O

Pero ¿qué pasa con las brujas? Bueno, son una de las últimas incorporaciones. La industria de las tarjetas de felicitación las añadió a fines del siglo XIX. Halloween ya era «macabro», así que ¿por qué no darles un lugar a las brujas en tarjetas de felicitación? La tarjeta de Halloween falló (aunque se ha visto un reciente resurgimiento en popularidad), pero las brujas se quedaron. Así también, a fines del siglo XIX, folkloristas mal informados introdujeron la linterna de Jack-o’. Pensaron que Halloween era de origen druídico y pagano. Las lámparas hechas de nabos (no calabazas) habían sido parte de los antiguos festivales de la cosecha celta, por lo que se tradujeron a la celebración estadounidense de Halloween.

La próxima vez que alguien diga que Halloween es un truco cruel para atraer a sus hijos a la adoración del diablo, le sugiero que les cuente el verdadero origen de “All Hallows”. Incluso, los invite a descubrir su significado cristiano, junto con las dos festividades católicos más importantes que le siguen.

P. Augustine Thompson, O.P., ordenado en 1985, es profesor de historia de la Iglesia en la Escuela Dominicana de Filosofía y Teología en Berkeley, CA. Tiene un interés especial en las costumbres y prácticas religiosas de los laicos en la Europa medieval. Es miembro de muchas sociedades científicas, como la American Catholic Historical Society, la American Historical Association y la American Society of Church History. Para aprender más sobre su trabajo o conectarse con él, click here

No Comments

Post A Comment